“Tuyo, Franz Kafka”. 90 años sin Kafka, I

26kafka-t_CA0-articleLarge

Voy a empezar por ese momento, un momento concreto: Franz Kafka ha muerto y su amigo y editor Max Brod lee una carta en la que el escritor checo le expresa su última voluntad:

“Queridísimo Max, mi último ruego: todo lo que se encuentre entre mis pertenencias (en las estanterías de libros, en el armario de la ropa, en el escritorio de la casa y el de la oficina, o dondequiera que haga algo que se haya podido ir a esconder, y tú lo descubras), ya sean diarios, manuscritos, cartas ajenas y propias, dibujos, etc., debe quemarse sin excepción y sin ser leído, saí como también todo lo escrito y dibujo que poseas tú o posean otros, a quienes tendrás que pedírselo en mi nombre. Las cartas que no te quieran entregar tendría por lo menos que comprometerse a quemarlas ellos mismos. Tuyo, Franza Kafka.”

Imaginad ese instante, ese preciso instante, en el que Max Brod pudo haber cumplido con la última voluntad de su amigo. Leer más ““Tuyo, Franz Kafka”. 90 años sin Kafka, I”