Rentrée, qué hermosa eres

premiosmandarache2016

No soy de ponerle fronteras a la literatura, ni de pedir pasaportes, ni de empaparme de chovinismo. Para escribir sobre libros en este blog prefiero atender a criterios de calidad literaria y no sólo geográficos. Pero hoy quiero celebrar este asomo de “primavera” que vivimos en la Región de Murcia donde el otoño nunca llega y, cuando nos venimos a dar cuenta, ya ha pasado el invierno sin decir hola qué tal.

Me refiero a que en las últimas semanas no he tenido que mirar muy lejos en lo territorial para encontrar libros y autores de propuestas más que atractivas y otro tipo de iniciativas que hoy rescato de mi tintero en este post para hablar de la partícular ‘rentrée murciana’. Leer más “Rentrée, qué hermosa eres”

Anuncios

Todo es un largo día

Foto 28-9-15 0 28 50

“No hay una vida completa. Hay sólo fragmentos. Hemos nacido para no tener nada, para que todo se nos escurra entre los dedos. Y, sin embargo, esta pérdida, este diluvio de encuentros, luchas, sueños… hay que ser irreflexivo, como una tortuga. Hay que ser resuelto, ciego. Porque cualquier cosa que hagamos, incluso que no hagamos, nos impide hacer la cosa opuesta. Los actos demuelen sus alternativas, he aquí la paradoja. La vida, por tanto, consiste en elecciones, cada cual definitiva y de poca trascendencia, como tirar piedras al mar. Hemos tenido hijos, pensó; nunca podremos no tener hijos. Hemos sido mensurados, jamás sabremos lo ques derrochar nuestra vida…”

Años luz, James Salter, 1975 (Ed. Salamandra, 2013)

*

Hay libros que son así. Tan así. Tan parecidos a ver una puesta de sol. Te quedas ahí, sin hacer nada, mirando. Sabes que no va a pasar nada fuera de lo normal, nada que no hayas visto antes, nada que no vuelva a ocurrir. Pero, al mismo tiempo, tienes la sensación de que es algo hermoso, único e intenso.

No había leído nada de James Salter. Como suele ocurrir, llegamos tarde a este tipo de autores, casi siempre después de su muerte. Seguiré saldando mi cuenta pendiente.

Lo.Li.Ta

Foto 21-9-15 1 01 54

Lolita cumple 60 años, ya lo sabéis, y por eso me apetecía escribir sobre el impacto que me causó su lectura. Todos sabemos ya de lo que va ese libro, o podemos imaginarlo si acaso no lo habéis leído. Pero no quiero ir por ahí.

Ponte en mi lugar. Ni siquiera había cumplido los 18 años y tenía todos los defectos de esa edad. Quería leerme el mundo, llenarme los ojos de vida, llegar donde no había ido nadie a mi alrededor y esa pose descreída e indolente que sólo se atempera con el tiempo. Las mismas tonterías que todo el mundo tiene en la cabeza cuando ni siquiera tiene carnet de conducir.

Y a esa edad llegó Lolita y ese tipo con aire de europeo intelectual y apátrida, loco por cazar mariposas, Vladimir Nabokov. Gracias a él aprendimos a paladear todas y cada una de las sílabas del nombre de la mujer amada. “La punta de la lengua emprende un viaje de tres pasos desde el borde del paladar para apoyarse, en el tercero, en el borde de los dientes”. Lo.Li.Ta. Gracia a él también aprendimos cómo puede disfrutar un escritor retorciendo los destinos de sus personajes, enloqueciéndolos o enfretándoles a destinos en los que lo trágico y lo absurdo serían lo mismo. Leer más “Lo.Li.Ta”

Libros, cuentos, hilos y cajas

Foto 8-9-15 23 19 46 (1)

Hablemos de dos libros. Dos libros de relatos. Hablemos de sus autoras. Argentinas, las dos. Las dos, viviendo en el extranjero.

La muerte juega a los dados y Siete casas vacías. Clara Obligado y Samantha Schweblin, respectivamente.

Dos escritoras en palabras mayúsculas. Dos libros sustantivos.

Los dos en la editorial Páginas de Espuma.

Leer más “Libros, cuentos, hilos y cajas”

La resta que suma en la primera novela de Alia Trabucco

Foto 21-7-15 12 02 01

La resta, la primera novela de la chilena Alia Trabucco, es una novela que llegó por sorpresa y se ha convertido en absorbente.

La prosa de Alia Trabucco es densa y delicada, todo al mismo tiempo, igual que densos y delicados, frágiles, son sus tres protagonistas principales, Iquela, Felipe y Paloma.

La lectura es frenética y profunda, como sólo pueden serlo los pensamientos, las reflexiones, el interior de cada personaje, de cada uno de sus monólogos. Corrientes de pensamientos a veces oscuros, a veces luminosos, a veces crueles y, casi siempre, también hermosos y melancólicos.

La resta es apasionante por su lenguaje, por lo fascinante que siempre me resulta a mí, como lector curioso, asistir al despliegue de recursos idiomáticos que encuentro en aquellas personas con las que comparto una lengua común y, al mismo tiempo, tan desconocida.

La resta es una operación matemática, una reflexión política e histórica que sigue siendo de mucha actualidad en Chile.

La resta es un libro que hay que leer también en España, hasta donde Alia Trabucco llegó para participar en la sección literaria del festival La Mar de Músicas, La Mar de Letras. Leer más “La resta que suma en la primera novela de Alia Trabucco”

Ser o no ser escritor

Foto 15-5-15 19 17 50

Era crío cuando descubrí lo que se podía hacer juntando palabras y con un poco de imaginación. Desde ese momento tan precoz de la vida, tengo consciencia de que quiero escribir. Ha pasado el tiempo y sigo sin atreverme a considerarme escritor. Cuando me preguntan, sólo digo que no soy escritor, que yo escribo. Y, si me insisten, hasta me pongo colorado.

Los que acudimos a talleres de escritura nos vemos entonces reconfortados al poder compartir (esta vez sin pudor) esa manía con otras personas. En Murcia, sin ir más lejos, los Talleres de Escritura Creativa de la Biblioteca Regional cumplen diez años (una década, que se dice pronto, eh) y lo han celebrado con dos jornadas muy especiales. La primera de ellas con una mesa redonda en la que se abordó dilema de estos talleres: “¿Se puede aprender a escribir ficción?”. Partiendo de esa premisa, se llegó también el eterno “¿el escritor, hace o se hace?”.

Lola López Mondéjar, la impulsora de estos talleres, trató de aportar algunas respuestas junto a Mercedes Abad, Eloy Tizón, Eduardo Jordá o Rubén Castillo. Leer más “Ser o no ser escritor”

Los Premios Mandarache, una isla de lectores

mandarache

Vamos a hablar de una ciudad con puerto que encierra una isla de libros. En ella, en esta ciudad/isla, desde hace díez años, habita un afortunado grupo de robinsones que pueblan los Premios Mandarache. Jóvenes de secundaria que dan sentido a esta república literaria que viene estimulando entre ellos el placer y el gusto por la lectura.

Para conmemorar este décimo aniversario, algunos de los ganadores y finalistas de estos Premios Mandarache han desembarcado en los últimos meses en Cartagena. Gran parte de ellos se concentraron la pasada semana en una serie de lecturas abiertas al público, precedidas de los Encuentros 3.30, una interesante fórmula de “micro-clubs” de lectura.

Hablar con ellos es, por supuesto, hablar de libros, de literatura, de su experiencia en el Mandarache y de lo importante que es mantener viva la curiosidad por la lectura. Algo que es imprescindible, más que para nadie, para los jóvenes.

Leer más “Los Premios Mandarache, una isla de lectores”