La vida de un periodista según Ben Bradlee

frontwashington

 Ha muerto Ben Bradlee, el director del The Washington Post que tenía a sus órdenes a los “melenudos” Woodward y Berstein cuando destaparon el Caso Watergate. Ésa sólo es la guinda del pastel de su carrera periodística de la que dejó constancia en sus memorias La vida de un periodista.
Hace 13 años, cuando yo era un joven provinciano aterrizado en Madrid para estudiar periodismo ese libro de memorias fue el primer libro que me compré en la carrera. Ha querido la casualidad que lo rescatara de la estantería hace unos días.
En él, no hay profundas y categóricas reflexiones sobre su oficio, porque dice que él prefiere hacer periodismo a dar lecciones sobre periodismo.
“Siempre he encontrado difícil desarrollar teorías sobre el periodismo que superasen el lema de la señorita Fiske en Dexter, mi escuela primaria: ‘Lo mejor posible hoy; mejor aún mañana’. Saca el mejor periódico, el más honesto, y saca otro mejor mañana.”
Sí hay además una lección importante, justo al final, al reconocer que “un hombre de noticias puede tirar hacia delante con el trabajo para el que nació” cuando encuentra “la emoción de las noticias que te aceleran el pulso”. Y concluye:
“Pocos tuvimos la fortuna de que se nos presentara la estimulante oportunidad. Una, y otra, y otra vez”.
Así es la vida de un periodista, empezar siempre una, y otra, y otra vez.
bradlee
Bradlee11

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s