El verdadero póquer de ases de Richard Castle

Richard_Castle_(Rick_Castle,_Richard_Alexander_Rogers,_Richard_Edgar_Castle)

Lo reconozco: siento debilidad por Richard Castle. No sigo la serie capítulo a capítulo, semana tras semana. Pero cuando me la encuentro en la pantalla en alguna de las numerosas reposiciones, hay en él cierto magnetismo que retiene mi dedo y me impide cambiar de canal. Su presencia me reconcilia con el aspecto menos intenso y más lúdico de la literatura, del oficio de escribir: encontrar una buena historia, emocionarse con ella, agarrarla con los dientes y tener encanto para saber contarla, sin más preocupaciones que la de atrapar al lector. Eso es lo que pretende el personaje de Richard Castle como escritor de novelas de misterio en esta serie.

Richard Castle es un James Bond literario: es a los escritores lo que todos los espías acostumbrados a la vida anónima, oscura y llena de penurias ven en 007. Sonriente, atractivo y embaucador, acostumbrado a los lujos y la buena vida, moviéndose en círculos selectos, pero con tendencia a meterse en problemas porque le encantan. De hecho, a lo largo de la serie descubrimos que decidió ser escritor después de leer Casino Royale, la primera novela de Bond escrita por Ian Fleming.

Pero si hoy me he sentado para escribir sobre esto es porque hay una cosa que me gusta más que nada de él: sus compañeros de partida de póquer.

poker1

En un giro en el que realidad y ficción se dan la mano, Castle, el popular y adinerado escritor de novelas de misterio, tiene entre sus amigos con los que echa sus partiditas a algunos de los más reputados autores de novela negra o de misterioo: Dennis Lehane, Michael Connelly, James Patterson y también el productor televisivo Stephen J. Canell. Con ellos habla de los casos que anda investigando con la inspectora Beckett, de los puntos en los que está atascado y de las dudas y conjeturas que pasan por su cabeza. Repasemos quién es quién.

dennisDennis Lehane goza de una gran popularidad y reputación sobre todo gracias a novela como Mystic River, Shutter Island, Cualquier otro día o Vivir de noche, además de ser el creador también de los investigadores Patrick Kenzie y Angela Gennaro, una serie que estrenó con Un trago antes de la guerra y en la que se incluye Desapareció una noche (que sería adaptada al cine por Ben Affleck con el título de Adiós, pequeña, adiós). Además, ha colaborado como guionista en The Wire, una auténtica serie de culto que se adentra en la vida de las calles de los peores barrios de Baltimore.

michael_connelly

Michael Connelly es junto a Lehane uno de los más conocidos en España de estos amigos de Castle. Tomando la ciudad de Los Ángeles como escenario de sus novela, está considerado el “sucesor natural” de Raymond Chandler. Así, su personaje estrella, Harry Bosch, deambula casi por los mismos escenarios que Philip Marlowe. El eco negro, El vuelo del ángel, El observatorio o Echo Park son algunas de las novelas de este personaje. Con la última de ellas, La caja negra, consiguió el VI Premio RBA de Novela Negra en España. Otros dos personajes que han nacido de la pluma de este escritor son Mickey Haller y John McEvoy.

jamesPatterson

James Patterson es el que puede presumir de la obra bibliográfica más extensa, gran parte de ella protagonizada por el psiquiatra Alex Cross. Su prolífica capacidad literaria y su éxito de ventas (se estima que podría haber vendido unos 300 millones de libros en todo el mundo que le reportan 80 millones de dolares al año), han despertado también muchas suspicacias con otros escritores, entre ellos Stephen King, con quien mantuvo una agria polémica después de que éste dijera que, a pesar de su éxito, “es un escritor terrible”.

Stephen-J.-Cannell

Stephen J. Cannell es también popular en nuestro país, pero no precisamente por su faceta literaria. Cannell, además de escritor de novelas, era guionista y productor de televisión y uno de los responsables de series como El equipo A o El último gran héroe americano, además de otros bodrios como Renegado o Cobra. Ha aparecido tres veces en Castle, y no pudo hacerlo más por las complicaciones de salud que sufrió hasta morir finalmente por melanoma en 2010.

Éste sería el verdadero póquer de ases de Richard Castle en un particular guiño en el que unos escritores de verdad hablan con un personaje de ficción sobre los misterios que son el centro de una serie de televisión, basándose para echarle una mano en las novelas que ellos han escrito en la vida real. ¿Podríamos pedirle que pasaran por esa mesa también otros nombres como James Ellroy? Pues sí, pero visto lo que opina Ellroy sobre una serie como The Wire o True Detective, me parece difícil. Yo por mi parte, me gustaría ver junto a ellos a Ian Rankin. Pero Edimburgo queda lejos de Nueva York.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s