El libro tachado, Patricio Pron (Turner)

Foto 01-09-14 10 15 05

Dejadme que no empiece el mes de septiembre hablando de la rentré, de las novedades, de los más esperados, de los más inesperados, de los más interesantes, de las mesas de las librerías hasta arriba con el desembarco literario que habitual hasta final de año. Dejadme que empiece hablando de un libro, sólo uno, que se ocupa del tema contrario: los libros que se quedaron por el camino, los autores que desaparecieron. Se trata de El libro tachado (Turner), de Patricio Pron, un ensayo dedicado a este tema y que me ha refrescado varias noches veraniegas.

Es una lectura profunda y erudita, con documentación profusa, pero en la que uno se sumerge de forma fácil y entretenida, atravesando los diferentes capítulos en los que, bajo diferentes supuestos, Patricio Pron clasifica, explica y ejemplifica las circunstancias que llevaron a diversos escritores a abandonar la escritura, a renegar de su oficio, a suplantar la identidad de otro o robar su trabajo, a ser censurado y represaliado, a buscar el anonimato o, en el peor de los extremos, a poner fin a su propia vida (es antológica la nota a pie de página que Pron se marca sobre este último asunto).

Para los amantes de la lectura y de las historias que hay detrás de los escritores y de sus libros, El libro tachado bucea en esa cara oculta de la literatura, la que no se escribe en los manuales de texto de los colegios, ni llega a los anaqueles de las bibliotecas ni las librerías: las circunstancias del fracaso de un autor, ya sean propias o impuestas, sus miedos, sus miserias, sus penurias, lo que nadie contó sobre las grandes obras o lo que debería saberse sobre otras que hoy han sido olvidadas.

Sin embargo, a medida que uno entra en esta lectura tan gustosa comienzan a asomar sombras entrelíneas. Como cuando vemos una silueta al otro lado de una cortina y no sabemos a quién corresponde. De repente, una duda asalta al lector: ¿todo esto para qué? ¿dónde quiere ir? ¿de qué sirve esta amplia historia de la “desaparición” del autor si no nos lleva a ninguna parte?

Sí, sí llega a alguna parte, a importantes conclusiones cuyo estallido final se produce en el último capítulo: `Crisis´. Entrecomillada porque la palabra es compleja y engloba muchas crisis dentro de ella. En este capítulo, Patricio Pron se reserva los mejores golpes. Después de repasar las causas que llevan a un escritor a desaparecer, a aislarse, a quedar bloqueado, o relegado, el diagnóstico final apunta directamente a la muerte definitiva del autor y también de la literatura. Un final que tendrá lugar en el momento de la historia en el que más libros se publican, en el que el avance social y educativo ha despertado muchas vocaciones literarias, en el que las nuevas tecnologías de la información ponen al alcance de cualquiera herramientas para hacer circular sus libros y tratar de que lleguen al gran público…

Así, lo que ocurre es que, paradójicamente, la literatura desaparece por saturación, según Pron: porque el autor es prescindible bajo la lógica del mercado; porque bajo esa lógica del mercado editorial lo de menos es la calidad literaria sino su capacidad de ser vendible; porque la sociedad de la información pone también en peligro el rigor con el que evaluar la calidad de un texto literario; porque es imposible el rigor debido a que la cultura, y por extensión la literatura, se ha convertido en algo frívolo; porque, en definitiva, se materializan en la actualidad las peores circunstancias que Patricio Pron ha descrito en su libro sobre la muerte del autor, desde los ingenios mecánicos capaces de escribir por sí mismos que parió la Ilustración, a los anónimos decimonónicos reconvertidos en navegantes de Internet:

“Este final de época tiene su expresión en una serie de fenómenos parcialmente mencionados ya (…): el abaratamiento y la popularización de las tecnologías de escritura y publicación electrónica, que determinan el final de la `función auto´por hipertrofia; la disolución de la identidad resultado de un medio singularmente anónimo y masivo como la red, que implica la posibilidad de decir algo sin necesidad de responsabilizarse de su autoría; cierta ideología de la gratuidad y libre accesibilidad de los textos que funcionan como legitimación de la inevitable desestabilización del texto producida por las nuevas tecnologías que facilitan el cortado y el pegado (…); el tránsito a una nueva concepción de la literatura de acuerdo a la cual los textos supeditan su valor y su importancia a la atención que reclamen a una comunidad de lectores (…); la consiguiente uniformización de la demanda y, por lo tanto, de la oferta; la imposibilidad por parte de la crítica de consensuar una noción de valor en literatura… (y sigue, pero lo dejo aquí).

De esta forma, la conclusión llega cargada de pesimismo:

“El mayor de los dramas de la literatura contemporánea es que ya no es productiva en el sentido que daba antes al término, ya no sirve para transformar nada, ni siquiera a sus lectores individuales. En ese sentido, no deberíamos lamentar el supuesto final de la literatura si lo que se termina es `eso´que se nos da por literatura en nuestros días; de hecho, deberíamos procurar contribuir a ese final tanto como nos resultase posible”.

No son éstas unas ideas nuevas en la obra de Patricio Pron. En su libro de relatos La vida interior de las plantas de interior se apuntan algunas de esas inquietudes en relatos como “Un jodido día perfecto sobre la Tierra”, “Trofeos de amantes que han partido” o “Algunas palabras sobre el ciclo vital de las ranas”. Es curioso: la lectura de ese libro –del que ya hubo reseña en el blog hace un tiempo– tuvo el mismo efecto, causó el mismo impacto, la misma desazón que ahora deja El libro tachado a propósito de mi “vocación” literaria. Espero sobreponerme como escritor. Como lector, ambos libros se disfrutan.

Anuncios

3 comentarios en “El libro tachado, Patricio Pron (Turner)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s