El hombre que le puso el gorro a Sherlock Holmes

3426007_custom-079a57231468334d7e3dddf0079573805fd02a28-s40-c85

 “Mi padre no podía ni imaginarse todo lo que seguiría dando que hablar el gorro de cazador más de medio siglo después de que apareciera por primera vez en The Strand Magazine. Eso es lo que escribía Winifred Paget en 1950 sobre el gorro con el que su padre Sidney Paget se imaginó a Sherlock Holmes en 1891, cuando comenzó a ilustrar las aventuras del detective victoriano. A día de hoy, en pleno siglo XXI, el “deerstalking” sigue siendo uno de los elementos que singularizan la figura del personaje creado por Arthur Conan Doyle.

Ahora que Holmes, junto a su incansable doctor Watson y el resto de personajes de las 4 novelas y 57 relatos escritos por Conan Doyle, han pasado a ser de dominio público, conviene también hacer un pequeño homenaje al ilustrador que puso rostro y atuendo a un detective que más de un siglo después somos capaz de imaginar con los ojos cerrados a partir de cuatro rasgos fundamentales.

SidneyEdwardPaget

Sidney Paget (1860-19089) está considerado el ilustrador del “canon” holmesiano por excelencia. El trabajo le llegó por error, puesto que en un principio los editores del Strand iban a realizar el encargo a su hermano Walter, sin embargo una confusión quiso que el correo con esta orden de trabajo le llegara a Sidney. Fue Paget, de esta forma, el que captó la esencia del detective alto y estirado, zancudo, de rostro pétreo, nariz aguileña y cejas espesas. Pero también es suyo el encanto con el que dibujó en blanco y negro los escenarios y bajos fondos del Londres victoriano de finales del siglo XIX, a los que Holmes y Watson se veían arrastrados cuando abandonaban la calma de su salita en el 221B de Baker Street.

Tan importante se convertirían sus ilustraciones -que solían ocupar un espacio amplio en las páginas de la revista- que el propio Conan Doyle lo reclamó para uno de los trabajos más sugerentes de su bibliografía, El sabueso de los Baskerville. Sólo unos años antes de ese trabajo, en 1983, Paget también congelaba el instante de angustia y volencia del último enfrentamiento mortal entre Holmes y Moriarty al borde de las cataratas de Reichenbach en el que Doyle quiso poner punto y final a la vida del detective.

Holmes_reichenbach

En total, Paget colaboró en Las aventuras de Sherlock Holmes, Las memorias de Sherlock Holmes, El sabueso de los Baskerville y El retorno de Sherlock Holmes. Sin embargo, fue con las ilustraciones de “El misterio del Boscombe Valley”, en 1891, con las que sentó las bases icónicas del propio Holmes, que aparece en ellas por primera vez con su gorro de caza y su gabán, preparado para llevar a cabo una investigación que le llevaría a él y a Watson a un entorno de la Inglaterra rural.

bosc-07

“De joven, mi padre vivió en el campo – sigue contando Winifred Paget -. Como muchos artistas, desempeñó todo tipo de actividades, pero no creo que la caza del venado fuera una de ellas. Imagino que eligió este tipo de sombrero porque era el más adecuado y cómodo para andar dando vueltas por esos parajes”.

Esto es lo que cree que inspiró al dibujante para que Holmes también luciera un deerstalking y, de hecho, el archivo familiar guarda una foto del propio Paget luciendo uno de esos sombreros con los que coronaría, para toda la eternidad, al detective victoriano por excelencia.

Sidney_Paget_Wearing_His_Deerstalker_Cap

¿Que dónde está la pipa, considerada otra de las señas de Holmes? A pesar de la conocida afición del investigador al tabaco y otras sustancias estupefacientes, ni Doyle menciona la pipa, ni Paget la dibujó. Casi al estilo de la célebre frase “elemental, querido Watson”, que no está en ninguna de las historias que componen el “canon”. Fue el actor William Gillete, en la primera interpretación teatral conocida del detective, el que popularizó esta pipa como parte de la imagen característica de Sherlock Holmes.holmes

Así que vamos a quedarnos con el deerstalking o gorro de caza. Hasta tal punto ha pervivido esta prenda en la imagen que tenemos de Holmes que, una adaptación televisiva tan traída al siglo XXI y a la sociedad de la información como Sherlock, producida por la BBC, ha mantenido -no sin cierto humor e ironía- el sombrero como elemento distintivo.

Anuncios

2 comentarios en “El hombre que le puso el gorro a Sherlock Holmes”

  1. ¡Muy interesante! He leído muchos relatos de Holmes (en concreto el de los Baskerville es uno de mis favoritos) y nunca había tenido idea de dónde salía la historia del sombrero ni del dibujante. Es curioso como al final sobre la memoria pública prevalecen elementos así, como la pipa o la frase; es frustrante pensar en Conan Doyle y en la “modificación” de su personaje, aunque también es irremediable que cada cual, sea dibujante o actor, le aporten su toque.
    Divertido el vídeo, tengo pendiente ver esa serie, dicen que es genial. Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s