Libros dedicados y las historias que encierran

dedicated-to-cover-2

Mientras haya gente que sienta el impulso de intercambiar libros, seguirá habiendo dedicatorias escritas en sus primeras páginas. Dedicatorias sencillas o historiadas, correctas, formales o extravagantes y hasta incomprensibles. El libro electrónico y los formatos digitales ponen en peligro esa íntima relación que establecen unas palabras manúscritas, pero ya dije también que no creo el libro vaya a desaparecer nunca. A los que nos gusta rastrear ejemplares viejos, nos permite disfrutar del placer casi voyeur de encontrar viejas dedicatorias con las que nos asomamos, como a través del ojo de una cerradura, al vínculo que crea un libro entre dos personas.

Desde hace algún tiempo el periodista británico W. B. Gooderham compila esas dedicatorias encontradas en viejos libros en su blog, Dedicated to, y ahora ha editado un libro con las mejores de ellasEntiende este periodista, como así deja claro en el subtítulo de su compilación, que detrás de estas palabras manúscritas hay “amistades olvidadas, historias escondidas y amores perdidos”, todos ellos encontrados en libros de segunda mano.

The-inscription-dated-26--010

Para Gooderham, todo un amante de los viejos libros, esta inquietud por las dedicatorias comenzó con el hallazgo de una que encontró fechada en 1938. Las palabras que leyó le remontaron a los acontecimientos históricos que vivía Europa en esos momentos y esto le hizo comprender la capacidad de evocación que encierran las dedicatorias. Sin embargo, en lo que él llama “la época de Kindle”, su preocupación era que “el arte de escribir en un libro el mensaje adecuado para su destinatario parece que empieza a languidecer sin más remedio”.

“Todas estas incripciones son basicamente pruebas de conexiones entre humanos, o al menos intentos de conexiones entre humanos”, es lo que destaca Gooderham del atractivo que encierran las dedicatorias, rescatadas del olvido en unos puestos de segunda mano a los que han podido llegar por los motivos más variados. “De hecho –explica– la idea de que el libro que leo con toda probabiliad haya sido leido numerosas veces por desconocidos es algo inmensamente sugerente”.

Lo que los lectores dejan anotado en un libro -bien en forma de dedicatoria o subrayado- permite a otro futuro lector hacer una nueva interpretación que va más allá de lo que encierra, despertando lo que Gooderham llama “resonancias emocionales independientes del texto original”. Hay una segunda lectura, una historia de amistad, de amor o de familia detrás de las palabras con las que nos dirigimos a la persona a la que entregamos ese libro. “Y eso no os lo da un Kindle”, cierra Gooderham. Coincido con él.

James-Joyce,-Dubliners-43

Oscar-Wilde,-The-Ballad-of-Reading-Gaol-43

Pride-and-Prejudice-43

Anuncios

3 comentarios en “Libros dedicados y las historias que encierran”

  1. MA RA VI LLO SO

    En serio, sencillamente maravilloso, yo comparto esa pasión romántica de las letras de otros, de esos afectos que se dejaron impresos en las palabras y que han sobrevivido al tiempo y en algunos casos a las personas que los protagonizaron.

    Un valor añadido a la historia del libro, paralela a su recorrido. No todos los libros han sido regalados, no todos han sido apreciados.

    Los libros de segunda mano tienen mucho que contar, no sólo lo que quiso explicar el autor en su relato.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s