“El fuego de mis entrañas”

“El fuego de mis entrañas” es el título del primer capítulo del podcast sobre libros y literatura que la pasada semana lanzábamos en la web de radiomurcia.es, #SomosLibros La frase está tomada del comienzo de Lolita, de Vladimir Nabokov, una obra muy presente en la última novela de Lola López Mondéjar, Cada noche, cada noche, de la que hablamos en este primer podcast junto a Entre los vivos, de Ginés Sánchez.

ESCUCHA AQUÍ EL AUDIO COMPLETO DEL PROGRAMA

La idea es dar un espacio radiofónico a la charla sobre libros y literatura, un acercamiento a escritores nuevos y consagrados, así como a experiencias que tratan de fomentar la lectura. Espero que puedan venir muchos más como éste.


¿Puedo ayudarle en algo?

Volvió a la tienda una semana después. Lo vio entrar con una actitud muy diferente. Su timidez se había transformado en incomodidad. A menudo se encontraba con ese tipo de clientes que, una vez allí, se mueven sin saber cómo comportarse. A éste aún lo recordaba. Era alto y fibroso, de brazos y piernas largas, una figura amplia que se movía, sin embargo, como un pajarillo que da sus primeros aleteos. Le resultó entrañable. Hombres así le traían a la memoria la frase que oyó en el curso de formación que recibió al obtener el puesto: “No vendemos lencería. Ni siquiera vendemos amor, no seáis cursis. Vendemos fantasías”, dijo la instructora.

– ¿Puedo ayudarle en algo? – le preguntó la primera vez que lo vio. Leer el resto de esta entrada »


Pasear por ciudades con libros bajo el brazo. La Habana

cuba5web

Después de echar un vistazo a este curioso mapa de Siete ciudades contadas por su literatura, recobré esa sensación apasionante y bonita que despierta pasear por grandes ciudades desconocidas con cualquier libro que las retrate bajo el brazo. Eso me pasó en La Habana con Cabrera Infante, así que traigo aquí un post que ya publiqué en otro blog. Leer el resto de esta entrada »


El primer libro de 2016

Foto 25-1-16 22 01 23

“La fantasía se expande para ocupar los  huecos. Cada uno los suyos, piensa Sonia, pero un hueco es nada al fin y al cabo. Siente que estas ausencias la acercan a Knut. No siempre, desde luego, pero cuando sucede es bajo la ilógica de la desesperación.

La fantasía crece y se los come. La fantasía va ganando densidad y peso.”

Cicatriz, Sara Mesa (Anagrama, 2015).

*

Casi se me acaba el primer mes del año sin recomendar el primer libro del año. Éste es, y es muy bueno.


“Get in the car”

Foto 13-1-16 22 51 06

“Hay un hombre manejando rápidamente por el camino de tierra que conduce a la frontera. El rastro de polvo que va dejando parece una cola de gallo. Está muy asustado, y su hijo de catorce años va sentado en silencio junto a él (…)

Ahora, padre e hijo están huyendo a Estados Unidos. En Ascensión, Chihuahua, su ciudad natal, hombres con rifles automáticos los están buscando (…) Mientras el hombre maneja hacia la garita, ellos están saqueando su casa. Nadie en el pueblo se atreve a levantar un dedo. El periódico no va a cubrir este evento.

El hombre conoce perfectamente los hechos.

Su nombres es Emilio Gutiérrez Soto y es el periodista que cubre esta zona de México, y es por eso un hombre muerto al volante.”

Ciudad del crimen, Charlas Bowden (Debate, 2011).

*

Qué historia la de la captura del Chapo Guzmán, ¿verdad? Los agentes entrando en plan Call of Duty cutre en su escondite. La entrevista clandestina con Sean Penn. Su pasión por una actriz de telenovela a la que escribía mensajes de amor propios de rancheras cursis. Qué historia. Daría para un libro de Arturo Pérez-Reverte si no lo hubiera escrito ya (La reina del Sur).

Pero si queréis leer algo la verdad sobre ese mundo dominado por el narco y por administraciones y policías corruptos, leed Ciudad del crimen, de Charles Bowden. Este reportaje os va a quitar la sonrisa, os hará que os duela la barriga.

*

“Voy a decirte algo sobre la temporada de asesinatos.
¿Qué?
¿No te gusta la violencia?
Entiendo.
Pero súbete al coche.
¿Dices que es difícil ver por las ventanillas oscuras?
Ya aprenderás lo que es la oscuridad.
Miss Sinaloa es un detalle. Era especial, muy fina.
Subió al coche, por supuesto. Qué paseo, Dios mío.
Bueno, sí, está el tema de la cocaína, el whiskey y la cordura que podría socavar su posición en la comunidad.
¿Ves a esa gente en la calle fingiendo que no existes y esta máquina enorme con las ventanillas oscuras, fingiendo que nada de esto te está pasando a ti?
Eso eras tú hasta hace unos pocos minutos”

*

Descubrí a Charles Bowden a través de un artículo incluido en el libro Crónica y mirada. Aproximaciones al periodismo narrativo (Libros del KO, 2014): “Peligrosos acercamientos al otro en el nuevo periodismo americano: Bowden, Conover, LeBlanc y Orlean”.

cronicaymirada


Bowie en Berlín

loriga1

“Cuando por fin encontré a Bowie estaba sentando debajo de un ángel de bronce. Sabía que estaría debajo de un ángel desde el principio, pero Berlín está lleno de ángeles.

Llevaba los ojos pintados de azul y el pelo rojo. Sabía que había llegado hasta allí por él y por eso apenas me miraba. Empezó a llover, pero no nos movimos. Ni el ángel, ni Bowie, ni yo.

Cuando ya era casi de noche me dijo:

No tiene por qué preocuparte, aún eres demasiado joven para elegir.”

Héroes, Ray Loriga (1993)

*

Conocí a David Bowie a través de los libros, no de los discos. Fue leyendo esta novela de Ray Loriga. Bowie y Ziggy Stardust eran dos personajes más de los que paseaban por la imaginación del protagonista.

Yo tenía 16 años. El libro me impactó, en buena parte tuvo la culpa de que a día de hoy aún quiera ser escritor.

Pasaron los años, pasaron los libros. Ray Loriga dejó de molar, pero las canciones de Bowie nunca.

aziggy


Humanos, demasiado humanos

Foto 15-12-15 0 00 25

“–¿Qué piensa… que nos ha pasado? ¿O a ellos?

Peters dijo:

– Sigue pasando. Algo bastante sobrecogedor y ajeno. No lo llamaría <<sobrenatural>>, pero sólo porque no creo en lo sobrenatural. Da esa impresión: la de que algo es sobrenatural. ¿Tenían la voluntad? Pero ¿de dónde ha venido? En su embestida hay azufre. Una auténtica varada del fuego del infierno. O quizá…, o quizá es completamente humano y sencillo y simple.”

La Zona de Interés, Martin Amis (Anagrama, 2015)

*

Nunca falta quien diga, incluso del peor asesino, “siempre saludaba”. Y eso es lo que desconcierta a todo el mundo cuando trata de buscar una explicación a la máquina sistemática de aniquilación que fue el nazismo.  Que fueran seres humanos, personas corrientes. Por eso también hay muchos que les han negado a esos criminales la condición de “humanos”. Pero sí, eran humanos. Y miserables, y lascivos, y vulgares.

Éste libro me da para escribir otro post. Espero hacerlo.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 28 seguidores